AYUDA A UN DANÉS: ¡YO ME HAGO VOLUNTARIA! POBRES…

No puedo resistirme a comentar esta campaña titulada “Ayuden a un danés al sol”.
No olvido la razón por la que han decidido lanzar esta campaña, el aumento de los casos de cáncer de piel entre la población danesa, pero al mismo tiempo no puedo evitar partirme de risa cada vez que veo el video.
Esos cuerpecillos blanquitos que se torran al sol y acaban con una mano marcada en la panza, las gafas de sol perennes cual mapaches, la camiseta puesta hasta cuando se duchan… y esos escotes carbonizados!
 
La verdad es que dan mucha penita y a mí, supongo que a muchos de vosotros también, muchas veces me han dado ganas de decirles algo cuando los he visto a las 3 de la tarde tumbados en la playa, inmóviles, que a veces no sabes si respiran o no…
Desde luego a mí me han convencido. ¡YO ME HAGO VOLUNTARIA! 
Y a Dios pongo por testigo que pienso dar la chapa a cada danés que vea cultivando un futuro melanoma!